Posada Arrieros

Se remonta al primer momento constructivo del núcleo original del trazado de La Carolina de 1767. Queda en pie una arcada de dos plantas que conformaría uno de los muros principales y maestros de la antigua posada, así como muros gruesos de sillería y ladrillo con huecos de puertas y ventanas y una cubierta de arcos apuntados de gran longitud. En 1860 se procede a su subasta por la Hacienda, siendo puesta en venta a particulares que la irán enajenando y vendiendo a su vez a distintos propietarios. Recientemente se ha recuperado el espacio trasero de la posada para formar una calle peatonal y un centro cultural visitable, pudiéndose observar los restos y trazas de los viejos arcos y muros.
10 de junio de 2022

Posada Arrieros