Reliquia

En la Parroquia de la Inmaculada Concepción de La Carolina, expuesta en una urna bajo el ara del Altar Mayor, se guarda una falange de un dedo de San Juan de la Cruz, que se saca a la veneración en la Misa y en la procesión del santo Patrón.

El relicario fue encargado y costeado por los mineros de la Sociedad la Industriosa que explotaban el grupo de minas de El Castillo, que se hizo en 1856 por orfebres de Madrid, bien por Leoncio Meneses o por Ramón Espúñez. Mientras que la base la costea en 1568 D. Valerio Puig, quien fuera el Mayordomo de la Hermandad de San Juan de la Cruz, y la realiza el platero granadino Alonso González.

Durante la Guerra Civil española, la reliquia se salva gracias a que el párroco D. Diego Mota se la lleva consigo y la esconde en el poblado minero de El Guindo. Al terminar la guerra su familia la devolvió a la Parroquia.

8 de junio de 2022

Parroquia de la Inmaculada Concepción