Torre de Perdigones

Es una de las dos torres para fabricación de balas y perdigones de plomo que aún se conservan en pie en La Carolina como testimonio de su pasado minero. Situada en la calle Ondeano, ha sido rehabilitada como centro de interpretación abierta a la visita del público. Su construcción comienza en 1825 tras la formación de una compañía minera cuyos socios capitalistas son D. Luis Figueroa y D. Bernardo Casamayor. En 1849 funciona a pleno rendimiento fabricando municiones de diferentes calibres con plomo procedente de La Carolina y Linares. Cesó su actividad hacia mediados del siglo XX.

El proceso de fabricación fue desarrollado y patentado por William Watts (Bristol, Inglaterra) en 1782, al que denominó "Shot tower" (torre de disparo), y consiste en elevar la caída libre de las gotas de plomo fundido para dar tiempo suficiente a que la tensión superficial forme una esfera o bolita perfecta antes de caer al recipiente de agua.

Esta torre se rehabilitó en 2011 y es visitable, como centro de interpretación con una cuidada exposición que explica toda la historia y el proceso de fabricación de los perdigones.

Para visitarla o más información deben dirigirse al Museo de La Carolina.

8 de junio de 2022

Torre de Perdigones